Para ser la primera vez que le reventaban el culo, la chica podría haber escogido una polla más pequeña. Pero su pareja tiene un pedazo de rabo que flipas y no le iba a ser infiel para que le desvirgaran el culo, así que se puso a cuatro patas y dejo que él la penetrara por detrás. Los gemidos son una mezcla entre “me duele” y “me gusta” que dan mucho morbo. Yo creo que repetirá después de esta vez.


Compartir en Twitter


Categoria: Jovencitas
Tags: , ,

Noticia 389 veces vista