Quería depilarse antes de darse un baño, pero cuando su marido entró y la vio tan sexy sobre la bañera, decidió ser él mismo quien se encargase de hacerlo. Rasurar su delicada piel y sus sexys piernas acabó por ponerle muy cachondo y al final, el polvazo en la ducha no tardó en dejarse ver y ambos lo disfrutaron como animales.


Compartir en Twitter


Categoria: Casadas Viciosas
Tags: , , ,

Noticia 1.445 veces vista