Después de hacerle la compra a la vecina, ésta quiso agradecerle tanta ayuda y la molestia de ir de compras. Así que cuando llegó a casa con las bolsas de comida, la señora se sacó las tetas y se las mostró, para ponérsela dura y acto seguido, pajear su rabo con sus manitas.


Compartir en Twitter


Categoria: Maduras
Tags: , , ,

Noticia 1.811 veces vista