Tras salir de la discoteca, esta jovencita se fijó en un indigente del callejón, el cual estaba pajeándose en plena calle. No le do pena, sino más bien se quedó asombrada al ver el tamaño de su pollón. Tanto que lo que hizo, fue darle una limosna especial, un polvazo que sin duda ambos acabaron disfrutando.


Compartir en Twitter


Categoria: Jovencitas
Tags: , , ,

Noticia 1.421 veces vista