Su novio estaba de viaje y a la rubia le picaba el coño. Menos mal que para esos momentos de soledad, la rubia tiene un dildo enorme para poder consolarse. La chica engancha el dildo al suelo y se lo cabalga con unas ganas tremendas. La zorra no podía pasar sin correrse, menos mal que tenía el consolador, sino al novio le habrían puesto unos cuernos del copón.


Compartir en Twitter


Categoria: Chicas Amateur
Tags: , ,

Noticia 286 veces vista