Que suerte tenemos de que existan las webs de contactos. Solo necesitas un ordenador y una conexión a internet para poder follar con tías salidas. Este chico se metió en una y quedó con una rubia a la que le comió el coño y después se la folló a cuatro patas. Lo que la tía seguro que no sabía es que el cabrón había puesto una cámara oculta en su habitación y se quedó un vídeo recuerdo de la follada.


Compartir en Twitter


Categoria: Jovencitas
Tags: , ,

Noticia 315 veces vista