La sorpresa que iba a darle su chico dejó a Peta Jensen encantada de la vida. Y es que tras tapar sus ojos y dejarle chupar su rabo, acabó por llevarle a casa a un amigo en común, para que entre los dos le diesen bien duro a su coño. Ella estaba encantada con el trío y sin duda, disfrutó de o lindo de ambos rabos mientras se turnaban para llevarla al orgasmo.


Compartir en Twitter


Categoria: Zorras
Tags: , , ,

Noticia 2.641 veces vista