Peta Jensen ha abierto un nuevo negocio, esta vez se dedica a ir a casa de sus clientes y les hace todo lo que ellos le piden. En este caso este afortunado le ha pedido que le haga una buena cubana sin quitarse la lencería, que se la coma por debajo de la mesa y que le deje reventarle el coño hasta rellenárselo de leche. No veas como lo ha disfrutado el cabrón!


Compartir en Twitter


Categoria: Zorras
Tags: , ,

Noticia 487 veces vista