Cuando vino mi secretaria a mi despacho y se abalanzó sobre mi polla solo podía pensar en una cosa: Si nena, chúpamela hasta que me la dejes totalmente seca! Y así lo hizo la muy perra. Me hizo una enorme comida de polla que me la dejó seca del todo y además se tragó mi leche recién sacada con una sonrisa de lado a lado. Da gusto tener secretarias así!


Compartir en Twitter


Categoria: Jovencitas
Tags: , ,

Noticia 281 veces vista