Cuando vi aparecer a la golfa de mi secretaria con unas medias de liguero, una mini falda, su camisa medio desabrochada y con esa cara de perra ya sabía lo que quería, ella quería un aumento y yo no se lo iba a dar sin algo a cambio. Así que nada, le dije que si quería cobrar más me tendría que convencer de que se lo merecía. Ahora cobra el doble a cambio de sexo cada día… es una buena sexcretaría!


Compartir en Twitter


Categoria: Jovencitas
Tags: , ,

Noticia 332 veces vista