Cuando uno se pone cachondo y tiene delante a una tía buena como esta, es imposible resistirse por mucho que sea tu madrastra. Sí, es la mujer de su padre, pero qué culpa tiene él de que la mujer esté tan buena y sea tan zorra.


Compartir en Twitter


Categoria: Casadas Viciosas
Tags: , ,

Noticia 2.092 veces vista