Esta jovencita llega a por su ración diaria de polla, esta enrollada con un chico vecino suyo y cada encuentro sexual es la ostia, él la espera desnudo, con la polla dispuesta para que la joven haga con ella lo que quiera, en esa ocasión solo quiere mamar y que se corran en su boca.

Categoria: Jovencitas
Tags: , ,

Noticia 461 veces vista