Lisa Ann ha llamado a un masajista para que le haga un masaje relajante por todo el cuerpo. Como la madura es una cachonda, con el magreo de las manos del masajista se pone caliente y se lo camela para que se la folle. Aunque el masajista es bastante más joven que Lissa Ann, no puede resistirse a los encantos de la madura y se la acaba follando.


Compartir en Twitter


Categoria: Maduras
Tags: , ,

Noticia 324 veces vista