Tras volver a quedar con esta diosa tetona, la chica de lo que tenía ganas esta vez, era de probar su rabo. Por eso, acabó con sus pechotes al aire en el sofá y nada más vérselos, decidió follárselos a base de pajas cubanas. Ella estaba encantada con el pedazo de polla del chico, que finalmente acabó por penetrarla como un animal en todas las posturas posibles.


Compartir en Twitter


Categoria: Jovencitas
Tags: , , ,

Noticia 1.835 veces vista