Cada día tiene que soportar el ver a su profesora luciendo escote y piernas, pero hoy ya no hay podido más. Y eso que le saca unos años, pero es que la mujer está tremenda y necesita probar su coño, algo que hace a solas en el aula y sin nadie que les pueda molestar.


Compartir en Twitter


Categoria: Maduras
Tags: , , ,

Noticia 1.555 veces vista