Mientras trabajaba en un coche, uno de sus clientes apareció por el taller para pagar a esta chica su buen trabajo. Pero quiso hacerlo de un modo especial y al final, la pelirroja aceptó el trato, ya que pretendía pagarle con un poco de sexo. Ella terminó desnudándose y abriéndose de piernas en su taller, hasta disfrutar de un polvazo que sin duda, acabó dándole mucho placer.


Compartir en Twitter


Categoria: Zorras
Tags: , , ,

Noticia 2.184 veces vista