Estaba en misión de reconocimiento y observando a un sospechoso, cuando de repente, vio con los prismáticos que se cambiaba de ropa y comprobó que tenía un pollón. Fue a su casa en seguida e intentó detenerlo, pero le ofreció un trato y para evitar la cárcel, tendría que meterle u buen polvo en medio de la cocina.


Compartir en Twitter


Categoria: Maduras
Tags: , , ,

Noticia 1.550 veces vista