El tío tiene algunos problemas legales y ha contratado a una abogada, lo que seguro que cuando la contrató no sabía que a parte de ayudarle en sus movidas legales, también le iba a dar matraca. La abogada resultó ser una viciosa y mientras examinaban el caso, se calentó y se acabo dejando follar su coño peludo. Si encima que se la folla le saca de sus apuros con la justicia, el dinero gastado habrá estado más que amortizado.


Compartir en Twitter


Categoria: Maduras
Tags: , ,

Noticia 323 veces vista