Vio como una amiga de su madre hablaba por teléfono y ella, decidió hacerle compañía. Se sentó junto a la madura y quiso curiosear bajo su camisa, sobando sus enormes pechotes de silicona. La cosa se fue poniendo muy caliente entre ambas y finalmente, la joven y la madura terminaron en pelotas y comiéndose los coños.


Compartir en Twitter


Categoria: Lesbianas
Tags: , , ,

Noticia 1.550 veces vista