Pues seguro que sí, habértelo pensado antes de follarte al amigo de tu hijo. Aunque bueno, te dolió un poco al principio, pero luego lo gozaste como una zorra. No todos los días una se puede follar a una polla tan grande como esa. Lo malo de esto es que ahora cualquier otra cosa te va a saber a poco.


Compartir en Twitter


Categoria: Maduras
Tags: , ,

Noticia 1.439 veces vista