Gracie Glam tenía que hacer unas reformas en mueble de casa y contrató a un carpintero. Lo que pasa es que la tía es una viciosa y el chico le hizo gracia, la tía no pudo resistir tirarle la caña. Como os imaginaréis, el tío no le dijo que no a un pivón como este, así que le dio una buena sesión de polla.


Compartir en Twitter


Categoria: Maduras
Tags: , ,

Noticia 170 veces vista