Como buena brasileña, mi esposa tiene un culo tremendo, grande pero muy bien puesto. A mi me vuelve loco y por suerte a ella le encanta que me la folle a cuatro patas. La visión de su culo grande en pompa y mi polla saliendo y entrando en ella es una puta pasada.


Compartir en Twitter


Categoria: Casadas Viciosas
Tags: , ,

Noticia 371 veces vista