Hace poco esta secretaria pasó por el quirófano y ahora, tiene un par de ubres de las que se siente muy orgullosa. De hecho, se pasa el día en el curro mirándoselas y sobándoselas, hasta que una mañana fue pillada por uno de sus compañeros. El tipo terminó muy cachondo al verla y la chica, decidió aprovecharse echándole un buen polvo en la oficina.


Compartir en Twitter


Categoria: Zorras
Tags: , , ,

Noticia 2.305 veces vista