Me tocó pasar el San Valentín separado de mi mujer, así que ni cenita romántica, ni polvete, ni hostias en vinagre. Mi mujer se lo curro por eso y me mandó un vídeo de ella masturbándose con su consolador. No es lo mismo que si hubiera estado allí con ella, pero al menos me pude consolar en la lejanía.


Compartir en Twitter


Categoria: Casadas Viciosas
Tags: , ,

Noticia 251 veces vista