A esta chica le gusta pasar las tardes jugando a la consola con su novio, pero éste siempre le gana y aunque intentaba distraerle con sus tetazas, acabó por volverle a vencer. Pero tras el vicio, decidieron pasar el rato haciendo algo mucho mejor y ya que había conseguido llamar su atención enseñándole sus ubres, nada mejor que una buena follada en el sofá del salón.


Compartir en Twitter


Categoria: Jovencitas
Tags: , , ,

Noticia 3.079 veces vista