Una tarde me puse a fisgonear entre las cosas de mi madre y de repente, di con un consolador que quise probar en mi coño. Pero al poco rato, apareció y me pilló de lleno usándolo, en un momento muy vergonzoso para mi. Por suerte ella es muy liberal y quiso quitarle hierro al asunto, aunque jamás pensé que fuese a hacerlo bajándome los pantalones y compartiendo su juguete conmigo en una follada lésbica.


Compartir en Twitter


Categoria: Lesbianas
Tags: , , ,

Noticia 1.667 veces vista